La popularización de métodos para fermentar cerveza casera y el éxito de las micro-cervecerias artesanales han hecho que la apreciación que se hace de esta bebida se asemeje un poco más a la que se tiene del vino a nivel nacional. El consumidor ha ido aprendiendo a la vez que la oferta se ha ido sofisticando y su exigencia ha elevado el nivel.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

La Portuense cuenta con un ingrediente que la hace diferente a cualquier otra cerveza artesana que haya actualmente en el mercado y es La Salicornia, una planta halofila muy abundante en las marismas de la provincia de Cádiz y que le da un sabor muy característico.

Esta planta de sabor salado, ya que se alimenta de agua de mar, contiene una gran cantidad de nutrientes de los que la levadura, como organismo vivo se nutre durante la fermentación, el resultado de ello es espectacular.

Algunos de los que la han probado aseguran que encuentran ese sabor salado, a otros les recuerda al mar y algunos no saben cómo describirlo, pero hay algo en lo que la mayoría coinciden y es que los que la prueban, repiten.